«Se trata de un revulsivo social, turístico, deportivo y económico para Lorca»